Cuando un arquitecto es contratado para realizar una reforma, su intención es que su trabajo sea lo suficientemente sólido y dotado de carácter para que pueda saciar las expectativas de su cliente durante un largo tiempo.

No tiene ningún sentido, que una reforma de una casa solo tenga una vigencia máxima de 2 años, ya que eso denota la mala inversión presupuestal que se hizo en dicho momento. Una buena reformación de una casa, debe tener una “vida útil” que ofrezca las mejores condiciones durante un largo tiempo.

He aquí algunas ideas que un buen arquitecto en Miami puede ofrecerte para que tu hogar se inmortalice durante un tiempo prudente:

Conociendo tus necesidades y estableciendo un programa

Para hacer más sencillo el trabajo del arquitecto, tu tarea principal será especificar cuáles son tus expectativas y en qué sentido estas deben ser respondidas por el espacio que representa tu hogar. La casa es el centro de tu universo: el sitio a dónde vas a descansar o realizar tareas que fomentarán tu crecimiento como persona.

Aquí entra entonces consideraciones sobre la amplitud de la cocina, la privacidad que debe ofrecer cada habitación o la extensión que debería tener tu sala para ofrecerte mayor tranquilidad y confort.

Las cinco preguntas claves

Si realmente no tienes idea de lo que esperas, entonces parte de las siguientes preguntas claves:

  • ¿Quiénes viven en la familia? Establecer un número.
  • Si tienes hijos, ¿Cuáles son sus edades?
  • ¿Qué tanto necesitas el espacio de tu casa para almacenar cosas?
  • ¿Con qué tanta frecuencia estas cocinando?
  • ¿Cuánto dinero tienes presupuestado?

Todo esto es lo que una buena reforma de casa debe tener presente en todo momento.

Proyección familiar

Debes pensar a sí mismo, en el tipo de identidad que tendrá tu casa. Es decir, cómo cada espacio será aprovechado y definirá el estilo de vida para cada persona. La habitación de tus hijos, por ejemplo, debe ofrecer el espacio y la estética suficiente para que ellos se sientan a gusto y se identifiquen con su propia personalidad.

En el caso de tu relación de pareja, debes tener presente que en una reforma de casa, un tocador o una buena cama marcará el inicio de otra forma de vivir tu día a día, liberándote de estructuras mentales. Rompe el tradicionalismo y sueña en grande.

Elige una estética que no sea momentánea

Si vuelcas tu atención en los matices de lo que está de moda, al cabo de uno o dos años, la apariencia de tu casa se volverá obsoleta: ya hará parte de un pasado que no inspira los sentimientos que prevalecieron en su momento, dándole a la reforma de casa un aspecto realmente envejecido que no tiene nada nuevo por ofrecer, por ejemplo, al cambiar la orientación de los muebles o ubicar un cuadro.

Por eso, un buen arquitecto buscará que lo simple y lo sencillo se convierta en algo universal, en algo inmortal. El buen arquitecto le apunta a ofrecer espacios iluminados y frescos, sin responder a los gustos convencionales del momento. Eso es lo que da un aire único a tu hogar, sin que nunca pase de moda.

Acepta esa reforma de casa y déjate guiar por ideas que revolucionen tu vida durante un largo tiempo.

Enfocarse en la infraestructura

Todo lo que tiene que ver con instalaciones y saneamiento, con las raíces que proporcionan la luz, la electricidad, el gas o los servicios de telecomunicaciones deben optimizarse para que su duración tenga una larga vida de por lo menos 20 años.

No es justo y para nada inteligente que al cabo de tres años tengas que romper una pared para pasar un cable telefónico o para favorecer el fluido del agua a los baños. La idea de un arquitecto siempre será redefinir este aspecto para que su funcionalidad no cambie con demasiada frecuencia.


Para servicios de interiorismo en Miami o Barcelona, inspección de casa en Miami o Fort Lauderdale, arquitectura residencial o comercial,  contacta con los expertos de Fernandez Archtiecture.